LINKS
Staff
Edmund Vorgrimler
Kouki
Jonathan Fusco
Anuncios
Anuncio 1: Se les recomienda activar las páginas HTML a los que no hayan hecho en Perfil>Preferencias>Siempre permitir HTML

Anuncio 2:
Foro aun en remodelación, algunos inconvenientes pueden ocurrir pero serán arreglados a la brevedad
Estadísticas
Tenemos 16 miembros registrados.
El último usuario registrado es antoine Faure-dumont.

Nuestros miembros han publicado un total de 1877 mensajes en 132 argumentos.
Afiliados
Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 0/5
Afiliados élite
Afiliados Normales 0/44
Conectarse

Recuperar mi contraseña


[Terror Night] Little Red Riding Hood

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Terror Night] Little Red Riding Hood

Mensaje por Yerik el Dom Nov 01, 2015 12:34 am

Aclaraciones: Otra versión de la Caperuza Roja. Los personajes, aunque no se nombran en la historia son June y Dante (June, ¡perdóname! pero me inspiraste  Embarassed )


.-.-.-.-.


Hubo una vez hace mucho tiempo situado en algún lugar cerca del bosque un pequeño pueblo llamado Vermleho. Vivió a ahí un joven de rasgos finos, grandes ojos tristes, piel suave como el durazno, mejillas sonrojadas y cabellos castaños. Usaba siempre camisas blancas como la nieve y una capa de un rojo brillante, demasiado grande para su talla que era pequeña para un chico de su edad.

A pesar de su hermosura nadie se le acercaba, era repudiado en todo el pueblo, lo ehcaban de los comercios como si tuviera la peste. Lograba sobrevivir gracias a lo que en el bosque encontraba y la caridad de alguna anciana que compartía con él un poco de pan y queso.

El joven, que poseía no solo la gracia de la belleza si no también un  corazón puro, nunca guardó rencor a nadie. Ni al que había lanzado la piedra a su cara, ni al que le había mirado con ojos libidinosos, ni a la mujer que había jalado a su hija casi arrancandole el brazo para alejarla de él, ni a los que cambiaban su rumbo al verle pasar, ni a los niños que se reían de él desde el otro lado de la calle y le llamaban Caperucita Roja.  

La razón de tanto odio contra la criatura se debía a la superstición. Para el pueblo entero, el joven, cuyo nombre ya había sido olvidado por todos, era un simbolo de calamidad, una maldición, un mal augurio. Cada problema que afrontaba el pueblo, una familia, incluso la astilla enterrada en el dedo de un niño, eran considerados culpa de aquel joven. La historia se había distoricionado de tal manera que ya nadie sabía la verdad y los que la sabía preferían ocultarla y unirse a la multitud en su lluvia de improperios y agresiones contra el joven, porque bueno... en un pueblo pequeño como aquel la gente ociosa encuentra esas actividades gratificantes.

Sucedió que un día, llegó al pueblo un extranjero como muchos otros lo habían hecho antes. Al ver al joven andar desde dentro de la cantina en la que estaba, quedó prendado de inmediato. Las historias que le refirieron sobre la criatura cuando preguntó al cantinero y a los borrachos mañaneros, no le quitaron en lo más minimo el interés sobre su presa como lo habían hecho con el resto de los forasteros que se interesaban en él. Pareció conforme y asintió a las advertencias y consejos de los morbosos sobre mantenerse alejado para prebenir la desgracia de tan buen caballero.

Lo que los pueblerinos no sabían era la clase de bestia con la que estaban hablando. Si se hubieran tomado la molestia de poner atención a los oficiales del Rey que una semana atrás habían llevado la noticia de un peligroso criminal andaba suelto, habrían sabido que se trataba de él, pues la descripción era detallada y sus razgos caracteristicos eran notorios. Con todo su cinismo el criminal se paseaba libremente por la ciudad sin ser descubierto ni señalado, todo a causa de ese afán de molestar a un pobre niño.  

Esa misma tarde, varias mujeres le vieron dirijirse hasta la casucha del joven. No era un secreto la hubicación y dar con ella no era muy dificil, todos en el pueblo la conocían y muchos niños habían ido a arrojarle huevos podridos.  

La puerta se abrió con un golpe, el joven se que se encontraba sentado al pie de la unica cama con una foto en las manos, se paró de un brinco sorprendido por el estruendo, dejando caer el retrato y rompiendose así el vidrio que protegía la imagen. La cara del hombre no le era familiar, jamás la había visto en su vida, pero la mirada la reconocía muy bien y supo lo que iba a pasar. No gritó. No lloró. Aceptó su destino en cuanto vio el brillante filo del cuchillo en las manos de aquel extraño.

No hubo cazador que a pesar del sonido y el movimiento que provenía  de  la casucha tuviera el impulso de acercarse para brindar ayuda al que portara la capa roja.

Para cuando la luna de plata había había ascendido al punto máximo en el cielo sus rayos de luz alcanzaron el cuerpo inmóvil del joven, la capa roja con manchas de un rojo aun más oscuro se extendía en el piso de la casita. Su rostro pálido tenía la paz de un niño que duerme, sus ojos cerrados parecían proteger un sueño precioso, la rosa carmín que nacía en su corazón se extendió por todo su pecho, pintando las telas blancas que lo cubrían.



Yerik
avatar
¿Qué eres? : suke

Pareja : Nope

Mensajes : 91

Volver arriba Ir abajo

Re: [Terror Night] Little Red Riding Hood

Mensaje por Invitado el Miér Nov 04, 2015 5:04 pm

¡Bravo!- aplaude-
Muy interesante Joven Yerik. Ha plasmado la esencia de un asesino adecuadamente, lo felicito.

Es un gran honor que haya tomado mi persona para escribir el cuento. Aunque nunca lastimaría al Joven June.
Nos vemos "Mamá gato"
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.